Cambiar el Clausor del 600

Clausor y volante desde abajo
Clausor y volante desde abajo

Como ya adelanté en un artículo anterior, tras repasar la instalación eléctrica ahora quedaba claro que la avería que ocasionaba que el pelotilla se apagase totalmente y sin previo aviso estaba en la propia llave de contacto.

Puedes leerlo en Los electroduendes del 600.

Mi Seat 600, que es un modelo E, tiene anulada la llave de contacto del salpicadero y en su momento le pusieron como “extra” el “Antirrobo Clausor” en la caña del volante. Y ahí es donde vivían los electroduendes que hacían que cuando menos te lo esperaras el coche se apagara… Algo raro debía tener dentro…

Tornillo de fijación del Clausor 3 …tornillo…

Liberando el trinquete del Clausor Seat 600 4 …punzón…

Desarmar el Clausor del Seat 600

Desarmar el Clausor de la caña del volante en un Seat 600 es muy sencillo, tan solo se han de seguir estos pasos:

  1. Desconectar los cables (Anota o fotografíalos primero)
  2. Pon la llave en posición “Garaje” y sácala
  3. Quita el tornillo de cabeza exagonal que lo fija al soporte
  4. Introduce un punzón o una llave allen finita en el agujero para liberarlo
  5. Tira hacia ti de la cerradura. Si se atasca puede que el trinquete se haya enganchado en la boca de salida y tengas que apalancarlo suavemente.

Para volver a montarlo, simplemente sigue los mismos pasos pero en sentido inverso 😉

 

Clausor y DOG vistos de frente
Clausor y DOG vistos de frente

 Estaba esperando la llegada del nuevo Clausor desde antes del verano, se ha hecho de rogar, pero al final ya lo tengo entre mis manos.

La primera sorpresa fue que no era un “Clausor” si no un “DOG” made in Argentina.

Eso no me suponía un gran problema para mi, pero poco a poco fui descubriendo algunos detalles más que no me convencieron:

  • La llave no sale en la posición “Garage”
  • al accionar la cerradura no da la sensación de firmeza y seguridad que da el Clausor
  • la barra que bloquea el volante no es una barra si no dos aletitas y
  • Las llaves son feas, feas, feas y con un dibujo de dientes demasiado sencillo
Comparación entre el Clausor original y el DOG argentino
Comparación entre el Clausor original y el DOG argentino

Por todo esto me decidí a desarmar el Clausor viejo por ver qué descubría.

Lo primero de lo que me di cuenta fue que la parte eléctrica es una pastillita sujeta con 2 tornillos al final de la cerradura. Lo que la hace sustituible 🙂

Despiece Clausor y DOG Seat 600
Despiece Clausor y DOG Seat 600

Así que quité los tornillos y me di cuenta que la parte eléctrica del Clausor viejo estaba un poco mal (de hecho se me rompió del todo al trastear con ella)

Al hacer lo mismo con la cerradura nueva comprobé que ambos circuitos eran exactamente iguales y perfectamente intercambiables, por lo que puse la nueva pastillita eléctrica (negra) en la antigua cerradura Clausor original.

De esta manera conservo la cerradura original, mucho más sólida y que funciona bien, pero con la parte eléctrica nueva, que va perfectamente.

¿Siguiente paso? Vuelta a poner los tornillos, montar en el volante, colocar los cables, girar la llave, salir a la calle, ir a hacer la compra, visitar a los amigos, circular por que sí… Vamos, lo normal. ¡Todo perfecto ahora! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *