Excursión y calentón

Repostando para empezar una pequeña aventura
Repostando para empezar una pequeña aventura

Tras poner los retorvisores, el pulsador del lavaparabrisas, revisar la presión de las ruedas (de las 5), meter el gato, las herramientas, etc., etc., echamos gasolina y nos fuimos a dar una vuelta.

La verdad es que el motor va redondito, apetece moverlo con este tiempo 🙂

Durante todo el tiempo fui atento a posibles ruiditos nuevos y vigilando con siete ojos la aguja de la temperatura que iba centrada. ¡Todo perfecto! Bueno todo perfecto hasta que tras 30 kilómetros la temperatura empezó a subir, a subir y poco antes de que llegara a la zona roja decidí salirme de la carretera y dejarlo descansar.

Leer más

El Seat 600 en el Nodo

Hola:

El Nodo también incluyó momentos estelares de la vida del 600
El Nodo también incluyó momentos estelares de la vida del 600
Hoy he encontrado varios videos curiosos en los que aparece nuestro seicientos o la factoría de la SEAT de los 60’s en el NODO. La verdad es que son rancios y están llenos de fanfarrias, militares y visitas del “Generalísimo”, pero tienen un regusto que los hacen curiosos de ver.

¿Te atreves?

(Actualización: Hay algún problema en los vídeos de la Filmoteca Nacional que impiden su correcta visualización en el blog. Esperemos que pronto esté subsanado)

Leer más

Las primeras escapadas de la nueva etapa

Posando durante la comida
Posando durante la comida

Una vez recuperado el coche de su ingreso hospitalario lo celebramos con una estupenda barbacoa y emprendimos el regreso a casa.

Apenas fueron 50 km, pero reconozco que al principio me costó. ¡Ya no me acordaba del tacto del peloto.! Volver a descubrir que el pedal del freno tiene recorrido y eres realmente tú el que frenas el coche y no el servofreno… Esa sensación de tocar el suelo con el volante… Vamos: ¡Volver a descubrir la auténtica sensación de conducir! :))

Leer más

La vuelta a la vida del Pelotilla

Al fin ocurrió el milagro: Mi Pelotilla vuelve a funcionar y tiene la ITV pasada.

El Seat 600 E culpable de que cree este blog
El Seat 600 E culpable de que cree este blog

Después de mucho, mucho tiempo durmiendo el sueño de los justos en mi garaje, este mes reconocí en voz alta que yo solo no iba a ser capaz de arrancarlo. Lo había intentado todo, pero no había manera. Aunque la gran noticia era que eso me permitía descubrir que ahí fuera había gente que podía echarme una mano. Y la busqué.

Pero dejadme primero que os cuente como empezó este largo paréntesis seiscientero:             Leer más